De dioses y hadas

En este artículo de Richard Dawkins, zoólogo inglés de reconocido prestigio, se plasma algo que he comentado otras veces: hay que evitar inculcar falsedades en los niños. Y, por falsedades me refiero a todo aquello que no se puede demostrar racionalmente, las creencias, que varían de modo evidente según el lugar en el que te hayas criado. Sigue leyendo

Como es arriba, es abajo…

“El ojo de Dios”, una de las galaxias más sugerentes y hermosas.

Me topé con esta noticia sobre la comunicación con un átomo en el tablón de Facebook de una compañera y llevo días dándole vueltas, ahí, de ruido de fondo, quizá es que capto los ruiditos del átomo. :)

Como siempre, el tema resulta muy sugerente para autores de cifi, capaz de inspirar historias de muchas clases, pero a mí el mundo de la metafísica (que me encanta, pese a mi mente de letras, nula para cualquier asunto científico) siempre me hace recordar el viejo principio hermético de “Como es arriba, es abajo”. Sigue leyendo

Ébola: un problema de otros

Ella Watson-Stryker con un paciente curado de ébola. / P.K. Lee / MSF

Me ha gustado mucho este artículo. El ébola es uno de los temas más graves de la actualidad y ahí estamos, pasamos los meses a medias entre “¡Huy, que viene y me afecta A MÍ!” o el olvido total porque “Total, no nos va a llegar”, y tenemos que ver la peli del momento o salir a comprarnos cualquiera de esas cosas que nos resultan imprescindibles aunque no las necesitamos. Sigue leyendo

Diez inocentes en Sodoma

#

Ayer pensaba yo que habría que ir planteándose las próximas elecciones. Sé que todavía queda tiempo, lo que pasa es que esta legislatura que nos ha regalado el PP y su millonada de seguidores, se me está haciendo eterna. Pero ya acaba, ya, cada vez está más cerca, una idea que anima el corazón de algunos, incluso el mío, al menos hasta que te planteas: y, ahora, ¿qué?

Hace años, cuando aquella locura popular que dio la mayoría descarnada a la derecha del país, yo me movía mucho por las redes: twitter, facebook, este blog, los de amigos… Bueno, no es que me moviera tanto como otros que dedican a ellos todo su tiempo o, al menos, todo su tiempo libre, pero sí bastante. Pensaba, ilusa de mí, que podía hacerse algo explicando cosas básicas al mundo: que el bipartidismo es uno más de los sistemas implantados por el auténtico poder en la sombra, para controlar el poder político de un país. Hay que huir de ello como de la peste.

Cuéntale cosas bonitas al ciudadano, dile que es quien tiene la soberanía, haz que se crea importante, y luego lo anulas por completo, que no tenga ninguna capacidad de decisión real. Eso es el bipartidismo. Da igual a quien votes: mismo perro, distinto collar. Desde el momento en el que el partido político está endeudado con un banco, olvídate. No hay nada que hacer. ¿Pruebas? Un presidente SOCIALISTA defendiendo en el Congreso que un ciudadano sumido en la miseria tenga que perder su piso ¡y además terminar de pagarlo! Inconcebible. Y, a diferencia del personaje de La Princesa Prometida, yo sí sé qué significa esa palabra.

Teniendo en cuenta las casas que se hacen los presidentes socialistas, de verdad, deben vivir en otro mundo. O no ser tan socialistas.

¿Qué va a pasar en las próximas elecciones? Que, como al parecer no hay más alternativas posibles (ya se encarga la publicidad de implantar esa idea con el dinero de la Banca), se votará masivamente al “otro” partido: el PSOE de los presidentes, ministros y demás caterva socialista que se hacen tan ricos como los de la derecha. Puesto que la crisis no puede pasar (nada se cura si no se curan sus causas y nadie ha buscado hacerlo ¡sería enfrentarse al auténtico poder, el que los hace ricos!), habrá una deriva pendular en las cosas que ahora se han tocado por pura ideología.

Así, daremos marcha atrás a temas de aborto, temas de penas de prisión, etc. Cosas importantes, sin duda, pero que no les tocan la cartera, así que son buen medio de pago para confundir y atontar, sobre todo ahora que no contamos con el terrorismo como as en la manga para salir de situaciones problemáticas.

Yo no sé qué votaré, pero ya me lo voy planteando. Estoy buscando inocentes en Sodoma. ¿Quedará alguno? ¿Algún político que no solo no sea corrupto sino que, como es su deber, esté dispuesto a defendernos de los corruptos?

La verdad, desde un punto de vista lógico, creo que no pido mucho. Solo aspiro a un partido que:

  1. Prometa convertir los delitos cometidos desde cargo público, delitos cometidos por políticos, en delitos de máxima gravedad, con las mayores penas posibles. Ahí, sí que encajaría la bárbara cadena perpetua de Gallardón, solo para políticos. Quienes se burlan del pueblo español, y de su soberanía, utilizando su posición para enriquecerse expoliando a diestro y siniestro, son los peores delincuentes del país. Nos han abocado a la situación de terror que vivimos ahora mismo, por lo que son terroristas de bolsillos llenos y siempre hambrientos.
  2. Que impulse el cambio definitivo a un sistema judicial del que pueda esperarse un mínimo de justicia, que ya va siendo hora. Nada de burlas como la que vivimos, en la que los partidos políticos sientan en esos tronos a los allegados, esos mismos que luego van a pagar la posición desestimando causas o quitando de la circulación a los pocos jueces independientes y valientes que surgen.
  3. Prometa proceder de inmediato a encausar a todos los políticos presuntamente corruptos, a revisar todas las cuestiones anteriores desestimadas por los jueces amigos y que tanto nos han indignado. Vivimos ahogados en la corrupción. Señores, qué vergüenza. No hay cárcel para tanto chorizo.
  4. Instaure de inmediato el sueldo mínimo interprofesional para los puestos políticos. Esto lo comenté yo hace años ya, porque me parece de pura lógica, y la gente se reía. Ahora se ha empezado a ver la petición por facebook.No, si estoy de acuerdo: es algo que tiene gracia. Que alguien, CUALQUIERA, tenga que vivir con ese dinero, es de puro chiste. El caso es que… ¿Por qué sí, Pepe o Juan, y no el diputado de turno? ¿El pueblo soberano no son Pepe o Juan? ¿A qué viene pensar que ellos sí pueden aguantarse con la miseria, pero sus representantes tienen que vivir en el lujo? ¡Ah, que lo decidieron los representantes! Vale, vale.Toma nota, partido aspirante a mi voto: quien va a cobrar no puede decir lo que cobra o pasa lo que pasa, que se pasan. Si quieren ganar más, que trabajen para que todos ganemos mejor. Y si se creen mejores que el pueblo al que deben defender y respetar, mejor se vuelven a la empresa privada. En serio, que necesitamos gente que mire por el país, no por su propia cartera.
  5. Fuera todos los privilegios de los políticos. Todos. Que cumplan como cualquiera y paguen como cualquiera. Hombre ya, qué es eso de ponerse (porque ellos se pusieron) por encima del pueblo al que deben el sueldo y la existencia.Si tienen algún problema con este punto, que se lo reprochen a sus compañeros, esos que se han sucedido en el poder desde que empezamos a tener una Democracia; los que se han ido aprovechando de la necesidad de estabilidad que teníamos, de la ilusión y la esperanza, y del miedo que llevó a que se “blindara” al político frente a un posible ataque de los partidarios de la dictadura. Cuántos de ellos se han dedicado a asegurarse sus colchones de dinero, sin pensar en un mañana, y cuántos, todos los demás, han pasado mirando para otro lado, tan culpables como los primeros, por ello.
  6. Incorpore en el código penal un agravante en el caso de delitos bancarios, con carácter de mayor gravedad al ser llevados a cabo por una organización creada para confundir y expoliar al pueblo. La fuerza de ese gigantesco sistema de engranajes económicos es tal que debe ser controlada a ultranza.  Cualquier fraude, de tantos que cometen, debería tener un castigo mayor al que recibiría en caso de ser un ciudadano de a pie llevando a cabo algún pequeño fraude. No es lo mismo, señores. Ahí hay muchas mentes pensando cómo aligerar de bienes y pensiones a la gente. Es la fama que merecidamente se han ganado. No son ONGs. Son Bancos. Están ahí para ganar dinero y eso solo puede ser a cambio de que lo pierda otro.La verdad que hasta me conformaría tan solo con que se aplicase de verdad alguna justicia en los casos en los que una de las partes es un Banco. Resulta asombroso comprobar que, ante actividades bancarias que claman al cielo por fraudulentas y dañinas, la respuesta judicial suele ser obligar a retirar lo que sea, o, como mucho, imponer una multa. ¿Perdón? ¿Las preferentes, una multa? ¿Una estafa masiva de personas que no pueden defenderse, una multa? Cárcel, multa y todo lo que les pueda caer.
  7. Impulse de inmediato las gestiones necesarias para clarificar responsabilidades históricas respecto al golpe de estado que derribó la República, nuestro gobierno legítimo, y llevó a la canalla criminal franquista al poder durante tantos años, masacrando a diestro y siniestro, en asesinatos masivos. Expropiar a la familia Franco y allegados beneficiados, retirarles todo honor y, como poco, invitarles a irse a otro país porque, en este, no se les quiere. Resulta inaudito que, tras cuarenta años soportando una dictadura sangrienta, todavía tengamos que estar así.Que no se equivoque nadie, si hay responsabilidades para otros, pues también. Me da igual el color, rojos o azules, los canallas son canallas. Pero que nadie me diga “el otro también lo hizo”. Si lo hizo, que lo pague. Como estos. Que bien sé que aquellos dispuestos a matar a quien no opinan como ellos, nacen en todas partes y visten de todos los colores.
  8. Renunciar de inmediato a los escaños en caso de no cumplir con sus proyectos de gobierno. Este, por el que le daría mi voto.
    Vamos, en caso de mentirnos. Para que no vuelva a pasar lo que siempre pasa, más que nada, aunque, bueno, supongo que es demasiado pedir, que un político no mienta.

Y eso es todo, aunque seguro que me olvido de algo. Ya imagino que será difícil, casi imposible, pero queda tiempo hasta las próximas votaciones y, total, otra esperanza no hay. Lo demás, lo que surja de PP/PSOE, y otros satélites, todos empeñados en manos de los Bancos en sus campañas, serán componendas sin ningún valor. Buscaré. El partido que me prometa estas cosas, tendrá mi voto.

¿Habrá cien inocentes en Sodoma, dispuestos a ello? ¿Quizá cincuenta? ¡Treinta! Qué difícil está…

Busco diez, solo diez inocentes en Sodoma. Ayudadme a buscar.